La sanidad ya no es universal en España

Hasta el 31 de agosto de 2012 la sanidad en España era universal: cualquiera tenía acceso al sistema público de salud. No solo los trabajadores y sus familiares, sino cualquier residente en territorio español: todos los ciudadanos españoles e, incluso, los ciudadanos extranjeros en situación irregular. Demostrar la residencia en territorio español era suficiente para acceder a la tarjeta sanitaria: solo hacía falta estar empadronado.

Desde el 1 de septiembre de 2012 la sanidad en España es un derecho al que algunas personas tienen derecho: los trabajadores y sus familiares y otros grupos como los jubilados. Un ciudadano, por el mero hecho de ser español, no tiene derecho a acceder al sistema público de salud. Un ciudadano en situación irregular, por supuesto, tampoco.

¿Qué nos ha hecho pasar de un sistema que garantizaba la sanidad a un modelo en el que hay que cumplir los requisitos para tener derecho a la sanidad?

La situación económica. Es la principal causa alegada. Sin embargo, el sistema sanitario español es el quinto más eficiente del mundo según datos de Bloomberg del pasado mes de agosto. Por otro lado, cuando los ingresos decaen, es el Gobierno (o el Parlamento a través de los Presupuestos Generales del Estado) el que decide adónde destinar el dinero existente. España, en 2014, gastará 6.500 millones de euros en Defensa, y otros 36.000 millones, más del 10% del presupuesto del Estado, en pagar la deuda pública. Una deuda pública que, en vez de haber sido invertida en Investigación y Desarrollo o educación para sentar las bases de la futura economía, muchas veces ha sido invertida en proyectos increíbles como el aeropuerto de Castellón. Una inversión de 155 millones de euros tirados a la basura.

La estigmatización de los inmigrantes. Los inmigrantes son los principales si no únicos perjudicados de la reforma en el acceso a la sanidad. Pero los inmigrantes, en contra de la opinión generalizada, abusan menos del sistema sanitario. Del total de pacientes atendidos en la Atención Primaria solo el 5% son inmigrantes cuando la población inmigrante es el 11% del país: los inmigrantes van al médico mucho menos que los nacionales.

Una ruptura con los principios de la Seguridad Social. Existen dos tipos de coberturas, las contributivas (aquellas a las que tienen derecho los trabajadores y sus familiares por haber cotizado) y las no contributivas (a las que tienen acceso todos los ciudadanos por el mero hecho de serlos). En general, las coberturas contributivas se financian con las cotizaciones a la Seguridad Social mientras que las no contributivas, por su naturaleza, se financian con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. La sanidad está desde hace años financiada exclusivamente con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, y al estar pagada por todos, debe ser para todos. Los inmigrantes, incluso aquellos que no trabajan, están pagando impuestos como el IVA y por tanto contribuyendo al sostenimiento del sistema sanitario.

Una medida ineficiente. La única vía para los inmigrantes de acceder al sistema de salud es a través de urgencias, y aún así, no pueden ser derivados a médicos especialistas. Como consecuencia de esta medida muchos inmigrantes van a tener que acudir a urgencias en lugar de a su Médico de Cabecera para lo que realmente no es una urgencia, y esta atención es más cara. Por otro lado, negar la sanidad a personas que ya están viviendo en territorio español puede generar enormes problemas sanitarios… porque resulta que algunas de las enfermedades que no les va a curar el sistema son contagiosas.

Definitivamente, restaurar la sanidad universal en España debería ser la primera medida que tome el gobierno que sustituya al del Partido Popular, al estilo de la retirada de las tropas de Iraq que aprobó el gobierno de Zapatero nada más ser elegido.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política de España y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s